jueves, 3 de julio de 2014

¿Cómo debe ser el currículum de un diseñador?

Currículum de un diseñador

¿Debe ser el curríulum de un diseñador gráfico (o ilustrador, diseñador web, diseñador industrial, creativo...) diferente del CV de un profesional de otras áreas? Claramente sí, te contamos por qué.

Los profesionales del ámbito creativo o de la comunicación, deben demostrar su valía a través de su portfolio, pero lo primero que una empresa va a ver es su CV, y con toda seguridad va a recibir tantísimos que destacar a simple vista es una enorme ventaja. Sin embargo hay que destacar positivamente, cuidando de no cruzar la línea que va de lo creativo a lo esperpéntico.

Te dejamos algunas claves:
  1. Claridad: Antes de nada, un buen currículum debe ser legible y tener una jerarquía de la información que facilite su comprensión. Así que a pesar de que es necesario llamar la atención ya sabéis: la forma sigue a la función, y si tu currículum no se lee comodamente de un vistazo acabará tristemente en la basura.
  2. Longitud: Este punto es un clásico, todos lo sabemos, pero ¿por qué nos cuesta tanto resumir nuestro currículum a lo fundamental? ¿Pór que seguimos poniendo nuestros primeros trabajos que nada tenían que ver con el diseño? Lo ideal es que ocupe 1 hoja, pero desde luego ¡nunca más de 2!
  3. Diseño: Ahora sí, ha llegado el momento de preparar un diseño que impacte a primera vista. Ten en cuenta el puesto de trabajo que buscas y diséñalo en base a eso. ¡Sé creativo! No es lo mismo buscar un puesto de diseñador gráfico, que de ilustrador o de community manager... 
  4. Veracidad de los datos: Parece de cajón, pero es muy importante que todo lo que ponga en el CV sea cierto y demostrable. No está mal adornar un poco sin salirse de la realidad ¡pero sin inventarse nada! Eso sí, tampoco hay que infravalorarse, que ese es otro pecado muy común.
  5. Foto: Otro clásico. Aunque no es obligatoria, si que es recomendable, olvídate de la típica foto de carnet, necesitas transmitir lo que eres y lo que puedes aportar (experiencia, positividad, frescura...) Si eres ilustrador plantéate incluir una ilustración.
  6. Redes sociales: Estaréis pensando qué tienen que ver aquí... pues mucho. Es fácil que si una empresa se interesa por tí, te investigue por internet y encuentre sin mucha dificultad tus redes sociales. Cuida la privacidad de las mismas, y si eres asíduo a subir las fotos de desfase del finde, quizás deberías plantearte que tu nombre de usuario no coincida con tu nombre y apellidos. Además es muy aconsejable que si tienes redes sociales que utilizas de manera profesional las incluyas (linkedin, flickr, twitter...)
  7. Enlaces: Obviamente deberás incluir la url de tu web o portfolio y tu correo electrónico. Para la versión en pdf de tu currículum incluye links (también de tus redes sociales profesionales) para que puedan ver tu trabajo con solo un click.
  8. Cuida los detalles: Busca que todo quede perfecto, repasa que no haya fallos, comprueba la ortografía y si lo vas a entregar impreso utiliza una carpeta para que no se arrugue ni ensucie.
Ahora ya tenéis todas las claves para preparar un currrículum de impresión que os lleve hasta lo más alto. ¡Mucha suerte!

También te puede interesar:
- Los titulados superiores de enseñanzas artísticas perderán el titulo de graduados

No hay comentarios:

Publicar un comentario