jueves, 10 de julio de 2014

Los titulados superiores de enseñanzas artísticas perderán el título de graduados

Enseñanzas artísticas

Mucho se está hablando estos días de los titulados superiores en enseñanzas artísticas. Como sabéis el Ministerio de Educación ha decidido que estos titulados dejarán de ser graduados universitarios (equivalencia que habían logrado obtener en 2009) para ser titulados superiores. El tema tiene su miga, pero... ¿es realmente importante el título para ejercer profesiones artísticas?

En los últimos años se ha venido dando una paradoja en algunas enseñanzas artísticas. Antes si querías estudiar enseñanzas artísticas superiores, tenías dos posibilidades: estudiar Bellas Artes con su correspondiente especialidad (Diseño, Restauración de Obras de Arte, Fotografía, Escultura, etc. Tu titulación era siempre Licenciado en BBAA) o estudiabas en una escuela de arte, cualquiera de las titulaciones ofrecidas (Diseño Industrial, Diseño Gráfico, Ilustración, Conservación y Restauración...). Sin embargo, desde que se implantó el plan Bolonia y el Grado se instaló en nuestro país, aparecieron nuevos Grados que antes no existían (antes eran especializaciones de BBAA) como el Grado en Conservación y Restauración o el de Diseño. De esta forma, podías obtener el mismo título por caminos diferentes; algo que sin ser malo, entiendo que quizás se quiera unificar. Sin embargo, esto no justifica que se degrade la titulación de unos estudiantes que ya la han obtenido. 

Obviamente en el ámbito laboral, un profesional tiene que demostrar su valía a través de sus habilidades y de sus proyectos. A la hora de la verdad, poco importa si un buen (o un mal) diseñador (o fotografo, o ilustrador...) ha tenido un aprendizaje autodidacta o si ha sido universitario o si ha estudiado en una escuela privada. Ni somos médicos, ni esto es una guerra universitarios contra no universitarios. Aquí lo importante es tener unas capacidades y poder demostrarlas. Pero esto sólo es a nivel práctico.

Estos días se está escuchando mucho el argumento de que en España hay mucha titulitis y que el título es lo de menos. Como decía anteriormente, a la hora de la verdad, en el ámbito laboral para buscar un buen profesional nadie va a mirar títulos, va a buscar profesionalidad demostrable y eso no viene de serie con los títulos, ni con los artísticos, ni con los de ingeniero, ni con ningún otro. La profesionalidad se desarrolla y se demuestra día a día. Sin embargo a nivel personal no es lo mismo tener un título que no tenerlo. ¿Por qué cuando te graduaste te dieron un título y ahora te lo cambian por otro? Eso es una jugarreta discriminatoria en toda regla. Los titulados superiores cursan los mismos créditos que los graduados ¿por qué entonces no son lo mismo? Especialmente sangrante es el caso de los titulados en conservatorios, ya que sus estudios son muchísimo más largos que los estudios universitarios; y sin embargo, quedarán en menor consideración.

¿Realmente es lo mismo tener un título universitario que no tenerlo? En absoluto. Puede influir salarialmente, así como para optar a un puesto en una institución pública, en oposiciones, a nivel de becas o a la hora de convalidar tu título en otro país. Por favor, no seamos ingenuos, aunque a nivel laboral en España nadie va a mirar tu título, el hecho de no tenerlo puede suponer ciertas trabas dependiendo de que caminos quieras coger y eso no es justo. Ya sabíamos que ámbito del arte y el diseño en España nunca han gozado de un gran prestigio, pero son industrias que mueven mucho dinero y que si tuvieran el protagonismo que merecen moverían mucho más.

Es curioso que en otros ámbitos se estén moviendo en la dirección opuesta y los inspectores de policía sí que van a tener una homologación universitaria.

¿Qué opinais al respecto? ¿Os parece importante el título? Déjanos un comentario, nos encantaría conocer vuestras opiniones.

También te puede interesar:
- Pasos para el diseño de producto

No hay comentarios:

Publicar un comentario